Saltar al contenido

Junta ayudará este año con 13 millones a 2.615 familias andaluzas con recursos limitados a rehabilitar sus viviendas

agosto 19, 2013

  SEVILLA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) –

   La Consejería de Fomento y Vivienda destinará en lo que resta de 2013 unos 13 millones de euros en concepto de ayudas a 2.616 familias con recursos limitados para la rehabilitación y mejora de las condiciones de habitabilidad de sus inmuebles en 292 municipios de Andalucía.

   Esas subvenciones generarán para el próximo año una inversión idéntica, ya que éstas se abonan en dos mensualidades, por lo que en conjunto supondrán un montante de fondos públicos de 26 millones de euros entre 2013 y 2014. Estas partidas de ayudas se concederán a través de los programas de Rehabilitación Autonómica e Infravivienda, dos de las líneas de intervención de la Junta contemplados en los planes autonómicos de vivienda que cuentan con mayor demanda entre la ciudadanía, según una nota de la consejería.

   El departamento que dirige Elena Cortés ya ha comenzado a entregar los expedientes de subvenciones, toda vez que los proyectos de obras ya están redactados, lo que posibilitará a los residentes iniciar los trabajos de adecuación de forma inmediata.

   La secretaria general de Vivienda, Rehabilitación y Arquitectura. Amanda Meyer, ha explicado que “estos recursos públicos responden claramente a las prioridades establecidas por la política de vivienda de la Junta”, asegurando que “se destina la inversión a las familias con menos recursos, se garantiza el derecho a una vivienda digna, a través de ayudas dirigidas a mejorar las condiciones de habitabilidad de los inmuebles, y se genera empleo, a través de una herramienta de gran valor como la rehabilitación, que brinda una oportunidad de trabajo al tejido empresarial local y a quienes peor lo están pasando con la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria”.

   En ese sentido, Meyer ha reiterado “la apuesta de la Junta por la rehabilitación, una actividad prioritaria con la que se pretende, no sólo reactivar el sector de la construcción, sino también mejorar y renovar la ciudad ya construida”.  

   El grueso del presupuesto consignado para 2013, un total de 10,25 millones de euros, se invertirá a través del programa de Rehabilitación Autonómica, sumándose así a la línea de ayudas de diez millones que liberó el Gobierno andaluz para el Plan de Choque por el Empleo en materia de rehabilitación, aprobado por Consejo de Gobierno en 2012.

   De esta nueva partida de ayudas se beneficiarán 2.445 familias y para su reparto la Consejería de Fomento y Vivienda ha tenido en cuenta los mismos criterios elegidos para el Plan de Choque. De esta forma, se han considerado indicadores objetivos como el Paro Registrado, el TEAS (Trabajadores Eventuales Agrícolas Subsidiados), la población y la incidencia en el municipio del programa de Rehabilitación Autonómica en los últimos años.

   En virtud de las condiciones establecidas por esta línea de adecuación, la Junta concederá una subvención pública equivalente al 50 por ciento del presupuesto de ejecución de las obras para mejorar el interior de las viviendas. El presupuesto de los trabajos tendrá unos límites por vivienda que oscilan entre los 12.000 y los 18.000 euros, en función de si las obras afectan o no al sistema estructural de la edificación. El restante 50 por ciento será asumido por los residentes en las viviendas. De media, cada familia recibirá entre 6.000 y 8.000 euros.

   Las obras a ejecutar consisten en reparaciones de las estructuras para garantizar la seguridad constructiva de las casas y la modernización de las instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento y electricidad. También plantea la redistribución interior de los espacios para lograr mayor funcionalidad y aumentar las dimensiones de las estancias, así como mejoras para conseguir más luz natural y ventilación.

INGRESOS INFERIORES A 2,5 VECES EL IPREM

   Las familias que se acogen a esta medida cuentan con unos ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), lo que equivale a 1.331 euros al mes. Por ello, la Consejería de Fomento y Vivienda asume los honorarios para la redacción de los proyectos y de la dirección de obras, un concepto incluido en las ayudas.

   La Consejería de Fomento y Vivienda también ha comprometido un montante de 2,75 millones de euros para el programa de Transformación de Infravivienda, una vía de intervención que persigue mejorar sustancialmente las condiciones precarias de alojamientos mediante la combinación de obras de rehabilitación, nueva planta, urbanización y, en muchas ocasiones, trabajo social, con el fin de lograr que la población residente permanezca en los barrios o núcleos donde se detecta este tipo de construcciones.

   Con los 2,75 millones presupuestados se atenderá a 170 familias, que recibirán de media unos 30.000 euros. Se trata de una cuantía mayor ya que las intervenciones a ejecutar son de mayor envergadura dado el grado de deterioro de las viviendas y en este caso, además, la Junta de Andalucía asume la totalidad del presupuesto de ejecución material de las obras, de forma que las familias quedan exentas de aportar parte de la inversión necesaria. Sus ingresos deberán ser inferiores a una vez el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), lo que equivale a unos 532 euros al mes.

   En los 170 expedientes que se están tramitando, también los proyectos de obras se encuentran finalizados o en avanzado estado de redacción, por tanto, la previsión es que las intervenciones se puedan iniciar después del verano. La Consejería de Fomento y Vivienda está ultimando en la actualidad la distribución de las ayudas por municipios.

   Tanto esta nueva partida de 13 millones de euros en 2013 como el Plan de Choque por el Empleo que se encuentra actualmente en ejecución en Andalucía permiten reforzar la política de rehabilitación desarrollada por la Junta, que persigue la mejora y renovación del parque residencial existente mediante programas específicos de rehabilitación y líneas integrales de recuperación más ambiciosas en barrios y centros históricos.

   Con ambas acciones se pretende una revitalización desde lo urbano, a través de las mejoras residenciales y de las condiciones de habitabilidad, hacia un modelo de ciudad compacta y sostenible. Pero también desde lo social y lo económico, con el fin de garantizar a la población residente condiciones de vida dignas y la creación de micro empleo en el sector de la construcción.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: