Skip to content

Presentada la campaña de ayudas a la rehabilitación de viviendas en Navarra

marzo 30, 2017

El Gobierno de Navarra ha animado este martes a los ciudadanos a acometer la rehabilitación de viviendas, tras presentar la campaña de ayudas para este año, que amplía tanto el montante de las subvenciones como los colectivos de personas que se pueden beneficiar de ellas.

Así lo ha señalado en conferencia de prensa el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien ha desgranado los cambios en las subvenciones que concederá el Gobierno en esta materia, que llegarán hasta el 60% del gasto en las obras de viviendas de más de 25 años, y que suma algunas actuaciones concretas para mejorar la eficiencia energética.

Así, aumentan los porcentajes de subvención destinados a los jóvenes, a los mayores de 65 años y a las personas con discapacidad, y se rebaja el presupuesto mínimo subvencionable de 6.000 a 2.000 euros, para permitir el acceso a las ayudas de las personas con menos recursos económicos y abarcar otro tipo de obras menores.

Ha señalado que “el impulso al alquiler social y la rehabilitación son “los dos grandes objetivos de la nueva política de vivienda del Gobierno de Navarra, con una incidencia muy notable tanto en el ámbito social como en el económico y el de la sostenibilidad ambiental”.

Las nuevas medidas materializan el contenido de la nueva Ley aprobada en diciembre con medidas de apoyo a los ciudadanos en materia de vivienda, ha recordado Laparra para explicar las medidas para jóvenes y para mayores de 65 años, con dos grupos.

Para los ingresos de hasta 2,5 veces el IPREM, la subvención será, en todos los casos, del 45%, y podrá ser del 50% en proyectos de intervención global en áreas de rehabilitación preferente, mientras que los jóvenes o mayores de 65 años con ingresos de entre 2,5 y 3,5 veces el IPREM podrán solicitar ayudas del 30 % en todos los casos y del 40 % en áreas de rehabilitación preferente.

Estas medidas suponen para las personas jóvenes aumentos en la subvención de hasta un 37% respecto a la legislación anterior; y en el caso de las personas mayores de 65 años de hasta el 5%.

En cuanto a las personas con discapacidad mayor o igual del 40%, en caso de que sus ingresos sean de hasta 2,5 veces el IPREM, tendrán derecho a la subvención de hasta el 50% para adaptación de la vivienda, y en caso de que sus ingresos sean de entre 2,5 y 3,5 veces el IPREM, podrán optar a ayudas de hasta el 40 % del coste de las obras de mejora.

Al respecto, ha recordado que la normativa anterior no tenía en cuenta el grado de discapacidad y limitaba esta categoría a personas con discapacidades motrices graves, y ahora contempla también las de carácter psíquico y sensorial.

La nueva normativa también contempla aumentar los porcentajes de subvención destinados a otros colectivos específicos, que presenten condiciones y características especiales, como las familias numerosas, las víctimas de violencia de género y terrorismo, y los preceptores de Renta Garantizada.

Asimismo, se introducen dos nuevas actuaciones subvencionables relacionadas con el fomento de la eficiencia energética, ya que contempla trabajos de mejora en instalaciones térmicas de edificios centralizados, que podrán tener una subvención del 40% del presupuesto con hasta 6.000 euros por vivienda.

Por otro lado, acoge obras de anillado de la instalación interior, cuando sea la solución para cumplir con el requisito de instalación de sistemas de regulación de consumo por vivienda, que tendrá derecho a la subvención del 20 % del presupuesto, con un tope de 3.000 euros por vivienda.

La nueva legislación supone extender las subvenciones por envolvente térmica a los propietarios de edificios construidos entre 1980 y 2006, siempre y cuando alcancen una antigüedad mínima de 25 años, medida que en la práctica supone que podrán acogerse a las subvenciones existentes 102.000 viviendas más.

En este caso, la subvención será de hasta el 40% del presupuesto con un tope de 6.000 euros por vivienda (7.500 euros en algunos casos).

Además, el consejero ha repasado algunas cifras que confirman el incremento de la actividad rehabilitadora en Navarra, que se recupera tras “tocar fondo en 2013”, de forma que el pasado año en 3.414 viviendas se iniciaron obras de rehabilitación, con un presupuesto protegible de 46,2 millones de euros, mientras que en 2015 se iniciaron 2.328 con un presupuesto de 27 millones, y en 2014 fueron 1.537 obras con 23,9 millones de presupuesto protegible.

En conjunto, la cuantía de las subvenciones del Gobierno de Navarra en 2016 se incrementaron en un 71% respecto al año anterior, y pasaron de los 9,6 millones en 2015 a los casi 16,5 en 2016.

En cuanto a las previsiones para este año, el director del Servicio de Vivienda, Javier Etayo, ha confirmado que seguirá creciendo esta actividad, pues ya en los primeros tres meses de 2017 se han tramitado 177 expedientes de solicitud de ayudas, que afectan a 1.182 viviendas, frente a los 140 expedientes (para 743 viviendas) iniciados en el mismo periodo de 2016.

Así, el Gobierno foral ha concedido ayudas por 5,4 millones, un 46,8% más que en el mismo periodo de 2016, con 3,67 millones.

El consejero ha valorado al respecto la nueva Ley Foral de Vivienda, aprobada el pasado mes de diciembre, cuyo impulso en la rehabilitación puede suponer el mantenimiento y la creación de unos 1.300 empleos anuales.

CONTENHOUSE REFORMAS – REFORMAS EN BIZKAIA

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: