Saltar al contenido

En Chiapas, construir y vivir de manera sustentable sí es posible

agosto 7, 2017

Los cambios climáticos que se resienten por todo el mundo son sólo el inicio de una serie de desastrosos sucesos naturales, derivados de la irracionalidad humana. La sobre explotación de los recursos naturales y la desmedida contaminación tanto de bosques como mares han llevado al límite al planeta tierra, al grado que los efectos negativos ya empiezan a ocasionar estragos que afectan de manera directa la vida del hombre.
Imaginar cómo sería la vida si tuviéramos las mismas comodidades pero con una mejor conciencia de consumos energéticos, una mejor calidad del aire y costos más bajos para muchos resulta algo lejano o incluso imposible; sin embargo, 12 personas desarrollan un proyecto de vivienda sustentable que además de colaborar en la preservación del medio ambiente impactará favorablemente en los costos.
Se trata del denominado “Uso sustentable de la tierra para construir viviendas ecológicas”; es resultado de una línea de investigación desarrollada en los últimos años por investigadores chiapanecos adscritos al Centro de investigación y Estudios Sociales y de Mercado del Sector Privado (Ciesem), en el que se prioriza la creación de materiales sustentables para la construcción y ecotecnologías elaborados a partir de materiales propios de la región.
Las viviendas sustentables que este grupo de investigadores analizan son opciones seguras, y en un futuro cercano podrían formar parte de los espacios de construcción en Chiapas que beneficiarían principalmente a las comunidades rurales.
Durante años, la tierra ha sido fuente de construcción; se trata de una manera de retomar su uso sostenible para contribuir con el medio ambiente a través del aprovechamiento de la ciencia, la tecnología y la información.
En entrevista para Portavoz, el director general del Ciesem, Enrique Alberto Vázquez Constantino, detalló que los principales beneficios de este proyecto son, además de aprovechamiento de la tierra que las personas tengan viviendas dignas, evitar el hacinamiento, proyectar una arquitectura adecuada con una distribución de espacios óptimos, usando diferentes tecnologías a la par que contribuyan a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero y a la optimización del agua.
Lo que se busca es construir casas artesanales a través de paneles altamente delgados que permitan la optimización de espacios, lo que a su vez contribuirá a la reducción de costos en la materia prima de la construcción.
De acuerdo con Adelfo López Osorio, especialista en uso de materiales de la construcción y uno de los ingenieros a cargo de la línea de investigación de las viviendas sustentables, lo más importante de diseñar y construir estas casas en el estado, es necesario hacerlo con responsabilidad, considerando que se trata de una zona sísmica.
“En el proyecto se cuidan dos aspectos fundamentales, uno es el cuidado del medio ambiente procurando que la huella de carbono sea menor; es decir, evitaremos que las sustancias que se emiten al aire durante la construcción sean mayores y evitaremos que se utilice más agua para la construcción”.
En la actualidad, los investigadores a cargo efectúan las pruebas de laboratorio y a campo en distintas partes de la entidad, además de hacer pruebas de construcción en obras de la capital del estado. La última comunidad en la que trabajaron fue en San Antonio Magueyal, La Independencia, Chiapas.

Estilo de vida sustentable

Lupita Sánchez es estudiante de ingeniería civil de la Universidad Autónoma de Sinaloa; y Natalia Ocampo, de arquitectura de la Universidad Autónoma de Guerrero. Ambas compartieron con este medio, su experiencia de desarrollar este proyecto de la mano de investigadores chiapanecos y contar con la colaboración de una investigadora colombiana.
Las dos, con habilidades y talentos extraordinarios, fueron contactadas por el Ciesem para integrarse al equipo de trabajo. Durante la entrevista, explicaron que el proyecto tiene como finalidad la construcción de casas ecológicas a través del uso del suelo como sustituto de materiales de construcción, de esta forma las obras serán amigables con el medio ambiente y se reducirán los gastos económicos, que en la mayor parte de las familias chiapanecas no pueden sustentar.
Para la construcción de las casas se harán varias pruebas de resistencia, diseño e impacto ecológico, así que las jóvenes trabajarán en diferentes áreas. Lupita estará en eficiencia industrial; mientras que Natalia, en eficiencia energética, área que busca que todo lo que generen sea natural y con el máximo ahorro.
Una de las principales inquietudes como futuras profesionistas es evitar el uso de materiales que dañen el ambiente y buscar soluciones a los problemas actuales.
“Queremos construir una educación ambiental, implementar proyectos que sean palpables, visibles para que todos los observen y se motiven a seguir ese plan de trabajo pro medio ambiente”, comentó Lupita Sánchez.
Por su parte, Adelfo López Osorio hizo un llamado al sector constructor y empresarial del estado a voltear a ver hacia los proyectos sustentables que se desarrollan en el estado, ya que podrían ser un buen primer acercamiento para desarrollar nuevas estrategias en la materia que además de cuidar el medio ambiente representen una alternativa ante los incrementos en materiales de la construcción que se avecinan.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: